Kenia,  Lamu

Lamu, un pequeño Stone Town

No es de extrañar que muchos digan que Lamu es muy parecido a Stone Town, pues ambos comparten herencia swahili. Allí el único medio de transporte son las piernas, los barcos o los asnos. Sólo hay dos vehículos a ruedas en la isla y pertenecen a la policía y a las urgencias médicas. Se trata de un gran destino de relax donde se puede disfrutar de una bonita playa, frutas exóticas y gente muy amable. 

Cuándo fuimos: Agosto de 2015.

Cómo llegar: Hay vuelos desde Nairobi y desde Malindi con la compañía JamboJet. No recomendamos ir por carretera al tratarse de una zona cercana a Somalia.

Dónde alojarse: Os podéis alojar en el centro histórico, con múltiples comercios y restaurantes, o en la playa de Shela, de ambiente más tranquilo pero menos oferta de restaurantes.

Qué hacer: Es recomendable pasar al menos cuatro noches. No te puedes ir sin recorrer el centro histórico, hacer una excursión de un día en dhow (embarcación swahili típica) y relajarte en la playa de Shela. También puedes realizar visitas en los alrededores y visitar algún proyecto de cooperación.

Dónde comer: Alrededor del paseo marítimo hay varios restaurantes donde poder degustar platos swahilis. No dejéis de probar la pizza swahili, y los riquísimos zumos naturales. Recordad que al ser un área musulmana no se sirve alcohol. En una de las calles principales y paralelas al paseo marítimo a la izquierda del Fort hay una panadería con unos bollitos riquísimos.


Nuestra experiencia

Llegamos en avión desde Malindi y nos alojamos siete noches en Jambo House, una guesthouse dirigida por Arnold, un alemán que lleva siete años en la isla. El precio de las habitaciones varía entre 10€ y 15€. Se encuentra en Lamu town. Había WiFi en el restaurante. Pagamos 12€ por una habitación privada sin baño, pero con un generoso desayuno. Si te quedas una semana, la última noche es gratis.

Durante mucho tiempo Lamu ha sido el lugar de vacaciones de famosos como Ernesto de Hannover, Meryl Streep o Jude Law. Sin embargo, el secuestro de varios turistas durante algunos meses de 2011 mientras se encontraban en la playa, provocó un abrupto descenso del turismo en la isla. El miedo se agravó en junio de 2014, cuando los yihadistas de Al Shabaab mataron a 60 personas en Mpeketoni, perteneciente a la provincia de Lamu. En nuestra experiencia, podemos decir que Lamu nos preció un lugar tranquilo y agradable.

El primer día conocimos en el paseo marítimo a Babu, un guía local majísimo con quien hicimos varias actividades. Con él recorrimos el centro histórico en un par de horas, y nos llevó al Museo y el Fuerte de Lamu, (entrada conjunta por 500kshs, 4,5€).

Otro día nos llevó a la aldea local de Matondoni. El trayecto es bastante duro: son dos horas andando bajo el sol por un camino de arena de playa. Allí visitamos una escuela y una vivienda locales, donde nos enseñaron cómo se prepara el arroz de coco. Después del pateo, decidimos regresar en barco hasta Lamu (pagamos unos 20€). Por último, hicimos una excursión de un día en un dhow, navegamos entre manglares y comimos a bordo un pescado acompañado de rico arroz al coco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *