• Las playas de Zanzibar,  Tanzania

    Las playas de Zanzibar

    No cabe duda de que las costas de Zanzibar son el mayor reclamo para los turistas en busca de playas paradisíacas. Sin embargo, tanta leyenda sobre el paraíso africano hace que las expectativas sean muy altas y no siempre se vean realizadas. Depende de a dónde se vaya se puede tener suerte o no con la playa.

    Nosotros salimos un poco decepcionados porque íbamos con la errónea idea de que sería como las Seychelles, y no es así. Además tuvimos el problema de que hizo muchísimo viento durante los días que estuvimos allí en todas las partes de la isla. Tampoco pudimos hacer camping en ninguna ciudad, con lo que en el lugar más bonito, que es el norte, sólo pudimos estar dos noches a causa de nuestro presupuesto. Una advertencia para viajeros, sólo hay cajeros automáticos en Stone Town, así que más vale sacar el dinero allí antes de dejar la ciudad. Dicho esto, vamos a contar el recorrido que realizamos.

    Kizimkazi: Desde Stone Town hicimos una excursión de un día al sur de la isla, Kizimkazi. Fuimos y volvimos en el día con el coche de nuestro anfitrión de Airbn, Mohamed, que nos cobró 15$ por persona incluyendo el equipamiento para hacer snorkeling. Desde Stone Town se tardan unas dos horas para llegar. El motivo de la excursión era hacer snorkeling y ver delfines, aunque no tuvimos suerte. Según Mohamed, “cualquier hora del día es buena para ver delfines”. Es falso. La mejor hora es al amanecer, según los aldeaños, así que quienes quieran ir a ver delfines lo mejor es que pernocten directamente en la zona y desde allí puedan contratar la excursión. Llegamos sobre las doce pero tuvimos que esperar hasta las tres de la tarde para subirnos a la barca porque “era mejor esa hora”. Mientras tanto nos llevaron al lodge Promised Land donde estuvimos bañándonos y disfrutamos de sus hamacas y vistas. También comimos allí por unos 6$ por persona.

    Nungwi: De nuevo, fuimos desde Stone Town con el chico de la casa de Airbnb en la que habíamos estado y pagamos 40$ para cuatro personas parando en el tour de las especias durante el trayecto, donde estuvimos unas dos horas y media. El trayecto en sí desde Stone Town a Nungwi es de una hora más o menos. En Nungwi íbamos con la idea de acampar en un backpackers en la playa pero no pudo ser. Queríamos estar en primera línea de playa porque, ya que sólo íbamos a estar allí dos noches, queríamos disfrutar de las vistas.

    Es difícil encontrar algo económico en primera línea de playa, pero al final conseguimos que un hotel local llamado Union Beach nos dejara la habitación doble con desayuno por 40$ la noche. Cerca de Union Beach están Jambo Brothers y Cholo’s, (éste último es también discoteca, por lo que es bastante ruidoso) otras opciones también económicas en Nungwi. Tenemos entendido que más apartado de la playa pueden encontrarse guesthouse y pensiones más baratas, pero no lo hemos comprobado. Si se dan paseos por la playa se pueden ver los múltiples alojamientos que hay: grandes hoteles con bonitas piscinas y pequeñas casitas para envidia nuestra que no teníamos ni una estantería donde poder colocar la ropa o un gancho para la toalla del baño.

    También es el lugar de Zanzibar con más opciones para ir a comer, tomar una copa o bailar por la noche. Nungwi es la playa más bonita y con el mejor atardecer de la isla, ya que al encontrase al punto más al norte se puede ver cómo el sol se esconde en el mar. Pero tuvimos mala suerte. Los dos atardeceres que contemplamos no fueron en absoluto espectaculares debido a algunas nubes. Aún así, los colores que quedan en el mar después de que se ponga el sol muestran unas aguas cristalinas de tonos acuarela muy bucólicos. Cerca de Nungwi se puede ir a Kendwa, otra zona turística.

    Kiwengwa: Fuimos desde Nungwi con un taxista local por 20$ para un trayecto de unos 40 minutos. Decidimos ir a esta playa porque encontramos una casa de Airbnb por 30$ la noche por pareja en la que podíamos cocinar e ir a la playa. Sin embargo, quizá esta playa no es la más recomendable para visitar si se va por libre. Hay muy pocos productos que se puedan comprar, no hay supermercados sino tiendas pequeñas, con lo que si vais allí cargaros de provisiones en Stone Town. Hay algunos restaurantes locales y grandes hoteles, pero en algunos de ellos sólo dejan comer con opción de buffet que suele oscilar entre los 30$ y 40$. Hay un gran complejo hotelero muy bonito con decoración árabe en el que hay dos restaurantes donde encontrar comida internacional y de fusión con cocina asiática.

    En Kiwengwa estuvimos seis noches e hicimos una excursión para hacer snorkeling en la isla de Mnemba, una visita que también se puede hacer desde Nungwi. Pagamos 20$ por persona y nos metieron en un grupo de turistas italianos que estaban en uno de los complejos hoteleros. Ese es otro punto curioso de Zanzibar: se podría decir que el 90% del turismo es italiano, con lo que la mayor parte de los locales han aprendido la lengua y parecen auténticos mafiosos hablando, como pasaba en la costa de Kenia. Lo peor de esta playa es que hay un complejo hotelero con hamacas en la playa llenas de mzungus tomando el sol, y frente a ellos filas de masais y mujeres con niños tratando de vender cualquier cosa. Es una estampa reflejo de la colonización que a nosotros, personalmente, nos crea un poco de angustia. Con lo que al final prescindes de ir a la playa para estar tumbado tomando el sol y prefieres pasear.

    La excursión para hacer snorkeling estuvo muy bien aunque tuvimos la mala suerte de que había muchísimas medusas, con lo que tuvimos que terminar antes de tiempo. Desde Kiwengwa volvimos a Stone Town en coche por 20$ los cuatro. Nos quedamos sin visitar las playas de Paje y Jiambiani al este de la isla por falta de tiempo y porque en Internet decía que en Paje era más complicado bañarse por las mareas y las rocas, pero también son zonas muy visitadas en general por los turistas que buscan tranquilidad.