• Mozambique,  Praia Tofo

    Atardeceres en Tofo

    Tofo fue nuestro último destino en Mozambique antes de poner rumbo a Sudáfrica. Terminó de maravillarnos aún más con el país y de dejar una huella que será imposible de borrar. Después de pasar unos increíbles días en Vilankulos y Bazaruto, las expectativas estaban muy altas. Pero Tofo consiguió eso y más. 

    El trayecto entre Vilankulos y Tofo lo hicimos con un taxista privado que nos cobró 100$ y tardamos unas cinco horas en llegar. Las primeras tres noches nos alojamos en el backpackers Mozambeat. El concepto del sito está bastante chulo: las habitaciones están hechas de forma ecológica y de reciclaje de casas prefabricadas con baños al aire libre en contacto con la naturaleza. Es muy divertida, pero se nos iba un poco de precio. En general, el lugar está muy bien y es bonito. Tiene una piscina muy chula y un buen menú de comida y de cócteles, pero el concepto en sí se escapa a bolsillos de viajeros backpacker con presupuesto limitado.

    praia-tofo-38

    Fueron varios los motivos que provocaron que nos marcháramos. El primero es que estaba muy lejos de la playa, y era un poco rollo tener que hacer un paseo de casi media hora cada día para ir hasta el mar cuando en la bahía principal había múltiples opciones en primera línea de playa. El segundo motivo es que no había self catering, y prácticamente ninguna instalación para las personas en el camping. Afortunadamente, pudimos utilizar el baño que nuestro amigo tenía en su habitación. El punto de inflexión que determinó nuestro traslado fue que descubrimos otro hotel en la playa que nos enamoró: Casa Na Praia, gestionado por una señora italiana que nos dejó el precio de una habitación triple a 80 euros la noche. Nos quedamos allí dos días en los que disfrutamos de unos platos de pasta muy ricos y de unas vistas insuperables. También nos trasladamos aquí porque el último día teníamos que tomar un autobús para ir hasta Maputo que salía del centro del town a las cuatro de la madrugada. 

    praia-tofo-49

    las playas de Tofo son espectaculares y más aún la bahía principal en la que se localizan gran parte de los lodge y hoteles más importantes. A diferencia de Vilanculos, Tofo tiene un centro más adaptado al turismo, con mayor oferta gastronómica y de bares, así como tiendas de souvenirs. Eso es algo que habíamos echado en falta en Vilanculos. Tofo es un destino vacacional recurrente para los jóvenes sudafricanos para hacer surfTambién es un lugar muy típico para hacer diving. Para quiénes se alojen en el Mozambeat, hay un descuento con la compañía Peri Peri divers en las inmersiones.

    Para volver a Maputo tomamos el autobús conocido como Fatima’s. Es un minibus que realiza a diario trayectos entre Maputo y Tofo en ambos sentidos y se ha convertido en un medio de transporte muy habitual entre los turistas porque la primera parada siempre es el backpacker Fatima’s Place (tanto el de Maputo como el de Tofo). Tardamos unas trece horas hasta llegar a Maputo. Salimos a las cuatro de la mañana y llegamos después de trece horas. Una vez en Maputo tomamos un taxi entre cuatro personas para ir hasta la frontera con Resano García y pagamos en total 50$.