• Mozambique,  Praia Tofo

    Atardeceres en Tofo

    Tofo fue nuestro último destino en Mozambique antes de poner rumbo a Sudáfrica. Terminó de maravillarnos aún más con el país y de dejar una huella que será imposible de borrar. Después de pasar unos increíbles días en Vilankulos y Bazaruto, las expectativas estaban muy altas. Pero Tofo consiguió eso y más. 

    El trayecto entre Vilankulos y Tofo lo hicimos con un taxista privado que nos cobró 100$ y tardamos unas cinco horas en llegar. Las primeras tres noches nos alojamos en el backpackers Mozambeat. El concepto del sito está bastante chulo: las habitaciones están hechas de forma ecológica y de reciclaje de casas prefabricadas con baños al aire libre en contacto con la naturaleza. Es muy divertida, pero se nos iba un poco de precio. En general, el lugar está muy bien y es bonito. Tiene una piscina muy chula y un buen menú de comida y de cócteles, pero el concepto en sí se escapa a bolsillos de viajeros backpacker con presupuesto limitado.

    praia-tofo-38

    Fueron varios los motivos que provocaron que nos marcháramos. El primero es que estaba muy lejos de la playa, y era un poco rollo tener que hacer un paseo de casi media hora cada día para ir hasta el mar cuando en la bahía principal había múltiples opciones en primera línea de playa. El segundo motivo es que no había self catering, y prácticamente ninguna instalación para las personas en el camping. Afortunadamente, pudimos utilizar el baño que nuestro amigo tenía en su habitación. El punto de inflexión que determinó nuestro traslado fue que descubrimos otro hotel en la playa que nos enamoró: Casa Na Praia, gestionado por una señora italiana que nos dejó el precio de una habitación triple a 80 euros la noche. Nos quedamos allí dos días en los que disfrutamos de unos platos de pasta muy ricos y de unas vistas insuperables. También nos trasladamos aquí porque el último día teníamos que tomar un autobús para ir hasta Maputo que salía del centro del town a las cuatro de la madrugada. 

    praia-tofo-49

    las playas de Tofo son espectaculares y más aún la bahía principal en la que se localizan gran parte de los lodge y hoteles más importantes. A diferencia de Vilanculos, Tofo tiene un centro más adaptado al turismo, con mayor oferta gastronómica y de bares, así como tiendas de souvenirs. Eso es algo que habíamos echado en falta en Vilanculos. Tofo es un destino vacacional recurrente para los jóvenes sudafricanos para hacer surfTambién es un lugar muy típico para hacer diving. Para quiénes se alojen en el Mozambeat, hay un descuento con la compañía Peri Peri divers en las inmersiones.

    Para volver a Maputo tomamos el autobús conocido como Fatima’s. Es un minibus que realiza a diario trayectos entre Maputo y Tofo en ambos sentidos y se ha convertido en un medio de transporte muy habitual entre los turistas porque la primera parada siempre es el backpacker Fatima’s Place (tanto el de Maputo como el de Tofo). Tardamos unas trece horas hasta llegar a Maputo. Salimos a las cuatro de la mañana y llegamos después de trece horas. Una vez en Maputo tomamos un taxi entre cuatro personas para ir hasta la frontera con Resano García y pagamos en total 50$.

  • Mozambique,  Vilanculos

    Vilanculos y Bazaruto

    La costa índica mozambiqueña esconde parajes de ensueño. Vilanculos y Bazaruto son rincones del mundo que acercan al ser humano al paraíso terrenal. Calidad de vida, bonitos paisajes y aire limpio junto a la brisa del mar. El agua salada y el canto de los pájaros como despertador hacen que desees que el mundo se pare ahí. 

    Después de unos días en Maputo comenzamos nuestro periplo por la costa de Mozambique. A sabiendas de que el norte del país tiene la zona más bonita y paradisíaca en el Parque Nacional de Quirimbas, decidimos visitar tan sólo dos enclaves: Vilankulos y Tofo. Dejamos fuera Illa do Mozambique, Beira, Pemba y Quelimane. No obstante, quedamos muy satisfechos con los dos sitios que visitamos. Dadas las distancias tan largas que hay en Mozambique, optamos por ir en avión hasta Vilankulos con LAM Mozambique y desde allí fuimos bajando hasta Sudáfrica. El trayecto desde Maputo hasta Vilankulos no llega a dos horas de avión. Se puede hacer la visita del país viajando en tren, que más o menos implica el mismo tiempo que si se hiciera el trayecto por tierra. Quien tenga tiempo, agradecerá esa forma de viajar, más relajada y romántica.

    vilankulos-17

    El recibimiento que nos dio Vilankulos fue de una lluvia que no cesó en todo el primer día. Aprovechamos entonces para trabajar un poco y jugar a juegos de mesa tomando unas cervezas. El segundo día fuimos al pueblo local a comprar pescado fresco, que posteriormente preparamos a la brasa en el backpackers aprovechando que allí había una barbacoa para los clientes. Nos alojamos en Baobab Beach, un lugar precioso y muy económico que también está en nuestro TopFive de backpackers. Encontramos diversos tipos alojamiento, desde camping hasta bungalows de varias clases con baño o sin baño y con precios bastante buenos en general.

    En Vilankulos lo más habitual es hacer una excursión de un día a la isla de Bazaruto. Se trata de uno de los lugares más hermosos que se pueden encontrar en Mozambique.  Se trata de un pequeño archipiélago de islitas paradisíacas deshabitadas. En una de ellas hay un hotel de lujo cuyo precio por noche es superior a los 200 euros. La excursión parte de a costa y tarda más o menos una hora en llegar. Nosotros tuvimos la mala suerte de que el barco tuvo un percance y tras diez minutos de navegación tuvimos que volver a la orilla. No fue la única vez que estuvimos parados. Tras cambiar el barco y adentrarnos de nuevo al océano, un tercer barco tuvo que venir a remolcarnos. Si echamos la vista atrás de todas las excursiones que hemos hecho, hay que decir que ninguna en ningún país ha salido bien a la primera. En todas hemos perdido al menos una hora por circunstancias adversas.

     

    Una vez en Bazaruto paseamos por las dunas y nos bañamos en las aguas turquesa. Allí nos prepararon una rica comida a base de pescado fresco, gambas, arroz y verduras. A favor de los organizadores de las excursiones, diremos que siempre dan lo mejor de sí mismos en la preparación de la comida. El snorkeling en Bazaruto fue una maravilla. Corales de diferentes tonalidades y peces de distintas clases. Un agua cristalina y una baja mar magnífica. Nada que envidar a las inmersiones de buceo de barreras coralinas como la indonesia de Borneo.

    Después de cuatro días tuvimos que despedirnos de Vilankulos y pusimos rumbo a Tofo, otro rincón irrepetible de Mozambique que permanecerá en nuestras retinas y recuerdos. Se puede ir en chapa (transporte público), pero nosotros decidimos pagar a un taxista que por 100$ entre los tres nos llevó. La gasolina estaba incluida y el trayecto fue de cinco horas.

  • Maputo,  Mozambique

    Qué ver en Maputo

    Uno de los destinos más pintorescos sin lugar a dudas en África es Mozambique. La idea de alegría y color que habitualmente acompañan al continente, y que habíamos olvidado en otros países que había sido parte del Imperio Británico, la encontramos de nuevo en la ex metrópoli portuguesa.

    Podríamos considerar a Maputo como una ciudad europea, especialmente por su urbanismo en el centro de la ciudad y más aún por sus edificios coloniales. La música, la gastronomía y tradiciones portuguesas es algo que igualmente se ha mantenido. En los supermercados se pueden encontrar productos provenientes de Portugal y en las panaderías auténtico pan y bollería europeos. Nada de croissants de tres al cuarto como habíamos probado en otros sitios.

    maputo-12

    Maputo es grandiosa, con hermosas avenidas (nótese el hermosas aquí como indicativo de grandes) y una vida alegre. En Maputo permanecimos cinco días hasta que llegó nuestro amigo Galo, con quien exploraríamos el país. Llegamos procedentes de Johannesburgo en un autobús nocturno de la compañía Inter Cape. Esta compañía sudafricana es una buena opción para viajar a los países fronterizos. Está bastante mejor equipada que otros autobuses en el resto del continente y está especializada en los largos trayectos (algunos incluso de más de 24 horas). Nos alojamos en Base Backpackers, sencillo y céntrico, donde la habitación privada cuesta 30 euros la noche y una litera en el dormitorio son 10 euros. Había otro backpackers llamado Fatima’s Place, pero sus referencias en Trip Advisor eran bastante malas. Además, tampoco tenía opción de acampar, que era lo que buscábamos. En general, Maputo no destaca precisamente por su oferta en alojamiento para mochileros y esto se debe a que no es muy sencillo conseguir visado de trabajos. Mismamente, el visado de turista es de un mes, mientras que en la mayoría de países es de tres meses.

    maputo-18

    En su día, Maputo debió de ser una gran capital y prueba de ello son algunos resquicios que permanece. Aunque estuvimos varios días, se puede visitar lo básico en un día o dos a lo sumo. Lo mejor es pasear por sus calles y tomar un tuk-tuk si las distancias son largos. Lo bueno de que haya sido una colonia portuguesa es que es sencillo comunicarse en castellano. Hay gente que recomienda viajar a la isla de Inhaca. Nosotros no quisimos arriesgarnos porque el que los barcos salgan a la mar depende del tiempo, y no siempre es bueno. Algunas de las cosas más destables de la ciudad son:

    Antigua estación de ferrocarril. El tren que recorría el país de sur a norte aún permanece en servicio (con una velocidad también de antaño). La antigua estación colonial de ferrocarril es uno de los puntos importantes a visitar. dentro de la estación hay un museo en el que se explica parte de la historia de la ciudad durante la época colonial. Hay un restaurante fabuloso donde recomendamos tomar una cerveza o café.

    Museos y edificios emblemáticos. Aunque hay varios museos, hemos de decir que nosotros no visitamos ninguno. Destaca el museo de arte, el museo de la moneda, el museo de la revolución o el museo de geología. Entre los edificios emblemáticos está la Catedral de Nuestra Señora de Fátima, la casa de hierro, el edificio de Correos o el Parlamento.

    Mercado de artesanía. Donde se pueden encontrar piezas de arte que no verás en otros países del continente. Mozambique tiene una sensibilidad especial a la hora de realizar sus piezas. El arte es más bonito y colorido. También el mercado central de comida y mercado du peixe.

  • Mozambique,  Ruta y alojamiento en Mozambique

    Ruta e información en Mozambique

    Estuvimos en Mozambique desde el 4 de abril hasta el 17 de abril de 2016. Desde allí marchamos hasta el Parque Nacional Kruger, en Sudáfrica. Nos quedamos con las ganas de explorar el país más, pero por falta de tiempo y comunicaciones deficientes nos decantamos únicamente por Maputo, Vilankulos y Tofo. Mozambique es fabuloso, no es peligroso y la gente es muy simpática y nada pesada o agresiva. 

    RECORRIDO: MAPUTO, VILANKULOS, TOFO (4 – 17 Abril 2016)

    En Maputo tuvimos varios días nublados pero con un tiempo generalmente estable y alguna lluvia ocasional. En Vilankulos tuvimos la mala suerte de que el día que llegamos estuvo lloviendo sin parar (algo que hacía años que no ocurría, según nos contaron). El resto de los días fueron agradables aunque uno estuvo nublado. En Tofo el tiempo fue soleado y sin lluvias, aunque la semana previa había sido bastante malo.

    ITINERARIO

    Trayecto Victoria Falls (Zimbabue) – Maputo (Mozambique). Avión de Victoria Falls hasta Johannesburgo de Air Zimbabue.280 euros por los dos billetes y la tasa de 50$ por persona que nos obligaron a pagar en el aerouerto de Victoria Falls. 2horas de viaje. Desde Johannesburgo tomamos un autobús hasta Maputo con la compañía Inter Cape. 47 euros por los dos billetes 11 horas de viaje. Pasamos la frontera sobre las seis de la mañana.

    Trayecto Maputo – Vilankulos. Pequeño avión de LAM de unos treinta pasajeros. 90 euros por persona 1,30 horas. La alternativa era ir por tierra nos suponía al menos dos días de viaje y no queríamos perder tanto tiempo.

    Trayecto Vilankulos – Tofo. Taxi local al que pagamos 100$ entre tres personas y tardamos unas 6 horas. La carretera no estaba mal.

    Trayecto Tofo – Maputo. Minibús Fatima’s. Hace el trayecto Maputo-Tofo y a la inversa todos los días saliendo a las 4 de la mañana. Son 14 euros por persona y se tardan unas doce horas en llegar hasta Maputo. Desde allí tomamos un taxi entre cuatro personas para ir a la frontera de Resano García para pasar a Sudáfrica y pagamos 50$ por el trayecto de 1.30 horas.

    ALOJAMIENTO

    Maputo (cinco noches): Base Backpackers. La primera noche la pasamos en una habitación privada por 30$ y el resto en dorm, por 10$ por persona. No podíamos poner la tienda de campaña. Había cocina común. Hay Wifi. Pincha aquí para más información.

    Vilankulos (cuatro noches): Baobab Beach. Estuvimos en una habitación privada tipo cabañita sin baño dentro y pagamos 58 euros por todas las noches. El sitio era fabuloso y ofrecía diversas opciones bastante económicas. Las cabañas con baño dentro eran una maravilla. Opción de hacer camping. Buenas instalaciones en general, cocina común y bar-restaurante. Hay Wifi. Pincha aquí para más información.

    Tofo: (cinco noches). Mozambeat. Acampamos tres noches, mientras que nuestro amigo se quedó en una habitación privada con baño, con lo que utilizamos su baño y su terracita para pasar el rato. No había cocina común y eran bastante reticentes a dejarte cocinar o guardar leche en la nevera para los desayunos. Buenas instalaciones en general con una piscina estupenda y buen menú de restaurante y cócteles. Muy lejos de la playa y con un camino fatigoso para llegar. Por tres noches pagamos 14 euros entre los dos. La habitación privada con baño costaba 30 euros. Hay Wifi de pago y que únicamente funciona en la recepción Las últimas dos noches nos quedamos en Casa Na Praia y nos hicieron un precio especial por una habitación triple con baño incluido por 80 euros la noche. Hay Wifi. Pincha aquí para más información.

  • Guía de Mozambique,  Mozambique

    Guía de Mozambique

    Mozambique es alegría pura. El país que se convirtió en nuestra cruz personal al no poder conseguir el visado en el momento en que lo necesitamos, al final se tornó en uno de los más agradables y bonitos que hemos visto.  Mozambique es un país inmenso, y sus atractivos no están cerca los unos de los otros precisamente. Dado el tiempo que teníamos, nos decantamos por hacer la mitad sur: Vilanculos, Tofo y Maputo. Nos quedó pendiente Illa de Mozambique, donde confluyen la religión cristiana y la musulmana, y el Parque Nacional del Archipiélago de Quirimbas, un lugar sensacional y habitual destino para parejas en luna de miel. En este post os resolveremos todas las dudas previas al viaje y os daremos indicaciones sobre la ruta que realizamos.

    VISADO Y CARNET DE CONDUCIR 

    Los ciudadanos españoles pueden conseguir un visado de turismo para estancias inferiores a 30 días en la Embajada o Consulado de Mozambique en España, después de presentar la documentación requerida (plan del viaje, reservas de uelos y hoteles, extractos bancarios y carta justificando el viaje) y tras el pago de 75$ para entrada simple y 95$ para entrada múltiple. Otras nacionalidades consultar.

    Se puede alquilar coche en Mozambique. También hay posibilidad de viajar en tren, autobús local o avión, al tratarse de un país bastante grande. A no ser que se disponga de mucho tiempo será casi imposible hacerlo todo por carretera desde Maputo hasta el norte. Se conduce por la izquierda.

    VACUNAS (Información del MAEC)

    · Obligatorias: Ninguna. No obstante, la Embajada de Mozambique en España alerta de la necesidad de estar vacunado de la fiebre amarilla si en los tres meses inmediatamente anteriores a la entrada en Mozambique se ha visitado alguno de los cuarenta y dos países endémicos de la fiebre amarilla. En ese caso, deberá llevar consigo el Certificado Internacional de vacunación que así  lo acredite. Es importante tener en cuenta este aspecto en caso de que se viaje a Mozambique vía Addis Abeba (Etiopía) dado que el mero hecho de hacer una conexión en el país, aunque no se salga de la zona internacional del aeropuerto de Bole, conlleva la necesidad de estar vacunado contra la fiebre amarilla. En caso contrario, las autoridades aeroportuarias mozambiqueñas pueden exigir que el viajero se vacune en el Aeropuerto Internacional de Maputo como condición para entrar en el país.

    · Recomendadas: Tifus, hepatitis A y B, profilaxis de malaria y meningitis.

    CLIMA

    El clima en Mozambique casi siempre es soleado y con cielos azules con temperaturas que oscilan entre los 24 y los 27ºC junto a la costa.

    · Temporada de lluvias (Diciembre-Abril). Durante la estación húmeda estival llegan las fuertes lluvias y todo está empapado. Las temperaturas son más altas y alcanzan los 30°C o más en algunas zonas. Las regiones más cálidas se encuentran al norte, en la zona de Pemba, en la seca zona occidental de Tete y a lo largo del valle del Zambezi. En Maputo, el promedio de lluvias es de 750 mm al año.

    · Temporada seca (Mayo-Noviembre). La mejor época para viajar al país es durante la estación seca, que es más fresca, aunque Mozambique se puede visitar perfectamente en cualquier momento del año. En el apogeo de la estación lluviosa, durante febrero y marzo, hay que estar preparado para carreteras descoloridas en las zonas más remotas, e inundadas en zonas del sur y centro. Durante las vacaciones de Navidad/Año Nuevo, en Pascua y también en agosto, los centros turísticos del sur y de Pemba se llenan de sudafricanos que disfrutan de sus vacaciones.

    CARRETERAS Y GASOLINERAS

    Mozambique tiene una carretera principal que comunica Maputo con el resto del país discurriendo cerca del litoral. La carretera no está en mal estado, pero son dos carriles en ambos sentidos en plena naturaleza, entre medias de poblados y donde se pueden cruzar animales con facilidad. Hay que estar atento. Las gasolineras se encontrarán en las poblaciones principales.

    COMPRAS

    Mozambique es un destino especial en cuanto al arte se refiere. No hemos visto artesanía igual en otros lugares de África. Es más original, más colorida y más elaborada. En el mercado principal de Maputo se podrán encontrar multitud de piezas de diferentes artistas y trabajos. En Tofo también hay un mercado de artesanía local donde se puede encontrar de todo. No os vayáis sin vuestro recuerdo de Mozambique.

    10

    RUTA Y APRECIACIONES

    Mozambique es inmenso, y a no ser que tengáis un mes será casi imposible verlo todo. Aquí os dejamos la ruta que hicimos nosotros.

    · Cinco días en Maputo. Estuvimos aquí casi una semana por temas laborales, pero si vais con que esteis un día es suficiente.

    · Cuatro días en Vilanculos. Fuimos en avión desde Maputo. Tuvimos la mala suerte de que un día entero estuvo lloviendo y otro día hizo un tiempo nuboso. El tercer y cuarto día ya se hizo el sol y pudimos ir de excursión a Bazaruto y hacer otras actividades alrededor.

    · Cuatro días en Tofo. Fuimos a Tofo en taxi (100$ a pagar entre tres por 5 horas de trayecto) y aquí nos quedamos cuatro noches (le restamos una que deberíamos haber hecho en Maputo porque nos encantaba el sitio). Tofo es un destino típico de surferos y de divers, la mayor parte de ellos procedentes de Sudáfrica. Así que los máximos atractivos del lugar están relacionados con las actividades acuáticas y relax. Es un bonito paraíso donde disfrutar de bonitas playas.

    ANOTACIONES FINALES

    Mozambique es un país muy interesante y dependiendo del presupuesto y disponibilidad de días se podrán ver unas cosas u otras. Quizá el norte es lo más imponente, pero también lo más caro.

    Hay un tren que comunica todo el país, que puede ser una buena forma de trasladarse a la par que pintoresca, pero hay que echarle paciencia, avisados quedáis.

    Hay mucha tradición portuguesa, y eso se nota en la música, el arte, la cultura y la gastronomía. El que la gente hable portugués facilita mucho la comunicación con los españoles. Siempre será posible un portuñol.