• Lilongwe,  Malawi

    Qué ver en Lilongwe

    La capital de Malawi, Lilongwe, no ofrece prácticamente nada al viajero y es un despropósito en sí misma. No ocurre lo mismo con el resto del país, que merece mucho la pena. En Lilongwe se puede apreciar cómo han desembarcado numerosos negocios e importación procedentes de China en los últimos tiempos. 

    Después de mucho debatir sobre el medio de transporte para entrar a Lilongwe, la capital de Malawi, decidimos hacerlo en avión con la compañía Malawi Airlines que nos costó 120 euros por persona. La idea inicial era haber entrado por tierra en la frontera con Mbeya, pero estábamos muy cansados de los autobuses y las terribles carreteras de Tanzania después tantos kilómetros. Además, mirando ahora la ruta que hicimos en Tanzania, quizá el orden no fue el más acertado, ya que quisimos entrar desde Kigoma y las condiciones del transporte y la carretera eran horribles (tomaba casi dos días completos hacer mil kilómetros). Al llegar a Lilongwe un chico nos contó que su autobús se estropeó a mitad de trayecto y se quedaron parados horas en el medio de la nada porque las carreteras estaba embarradas. Quisimos empezar por la capital porque teníamos que hacer varias gestiones que iban a tomar tiempo, así que no fue del todo un desacierto.

    Al aterrizar en Lilongwe te encuentras con la divertida sorpresa de que tienes que pagar un visado de 75$. Hasta finales de 2015, los europeos no pagaban nada por entrar el país, pero eso ya ha dejado de ocurrir. Tras ese sablazo de bienvenida, llegó el segundo: el taxi. El aeropuerto está a unos 30 kilómetros del centro y los taxis tienen el monopolio del transporte en la zona y apenas se pueden encontrar matolas (las mini camionetas) u otros transportes. Eso, unido a que el precio del petróleo es caro en el país, hace que se tenga que pagar bastante dinero por el primer trayecto en Malawi. En el aeropuerto hay carteles que dicen que el precio mínimo para ir hasta el centro es de 35$, pero regateando un poco se puede bajar hasta 20$ o 25$ -que fue lo que pagamos nosotros-. Lilongwe es probablemente una de las capitales más pobres de África, con uno de los PIB más bajos del mundo. Las calles del old town están llenas de basura por todas partes y hay muchísimas personas perdidas por la droga o el alcohol (la cerveza es bastante barata). También era muy complicado encontrar productos naturales, en marzo apenas tenían frutas más allá de plátanos y manzanas debido a los problemas que han tenido con las lluvias durante el último trimestre de 2015 y el primero de 2016. Había mucha ausencia de stock en general de productos y los que había no eran de muy buena calidad.

    01
    El old town de Lilongwe está lleno de basura por todas partes, una pena.

    En Lilongwe hay varias opciones de backpackers y nosotros probamos dos. Primero estuvimos en Mabuya, que probablemente sea la mejor opción ya que tiene todo tipo de facilidades además de piscina, lo cual ayuda durante largas estancias en la ciudad. También tenía cocina común -aunque un poco destartalada- y restaurante. Quizá el precio es un poco elevado (5$ para el camping y 12$ para el dorm), pero la verdad es que compensa. Por otro lado, en Lilongwe no hay prácticamente nada que hacer. Como mucho visitar el Lilongwe Wild Life Center, donde se pueden encontrar varios animales criados en cautividad, aunque tampoco os perdéis nada si no vais. Si bien la capital del país es un despropósito, el resto merece mucho la pena.

    El segundo sitio en el que estuvimos fue Mufatse backpackers, y fue un despropósito desde el minuto uno: primero porque el sitio está horriblemente cuidado y los espacios para acampar son muy malos y después porque estuvimos son luz las veinticuatro horas que estuvimos allí debido a un corte de luz tras una tormenta del infierno. Aunque pensábamos estar cuatro días, al final sólo estuvimos una noche porque tuvimos que irnos corriendo a Lusaka, la capital de Zambia, a tramitar nuestro visado para Mozambique ante la negativa del Alto Comisionado de Mozambique en Lilongwe. Si estás leyendo esto y tu intención es ir a Mozambique pasando antes por algún otro país como Zambia o Zimbabue, NO SE LO DIGÁIS A LOS DEL CONSULADO, porque no te lo harán, como nos pasó a nosotros. De hecho, por culpa de este contratiempo tuvimos que cambiar nuestra ruta y nos quedamos sin ver el South Luangwa National Park, que estaba de camino entre ambas capitales. El autobús que tomamos para ir a Lusaka se llamaba Malawi-Zambia y nos costó 18.000 cuachas por persona (24 euros), sale a las 6 de la mañana y hay que estar media hora antes. Nosotros dormimos en un hostel de mala muerte en la misma estación para poder dormir más. La duración fue de doce horas y no hay ningún problema en la frontera para conseguir el visado de Zambia. Sin embargo, si se quiere comprar la Uni Visa de Zambia y Zimbabue, a fecha de marzo de 2016, aún no se puede, así que lo mejor es sacarlo en la Embajada que tienen en Lilongwe, que son más simpáticos.