• Madagascar,  Parque Nacional Isalo

    Parque Nacional Isalo

    El Parque Nacional Isalo es uno de los más impresionantes de Madagascar y de los que más turistas recibe ya que es accesible y completo. Invertimos dos días en hacer excursiones pero hay gente que hace rutas de tres días durmiendo dentro del parque. Muy recomendable en la visita a Madagascar. 

    Abandonamos la costa con gran pesar a sabiendas del largo recorrido que nos esperaba hasta Tana, primero, y posteriormente hasta la isla norteña de Nosy Be, con parada en el Parque Nacional de Ankarafantsika. Tuvimos la suerte de poder aprovechar un 4×4 que estaba volviendo desde Tulear hasta Tana y nos dejó en el Parque Nacional de Isalo. Ya os hemos comentado en la Guía de Madagascar que a veces se pueden encontrar 4×4 que otros turistas han utilizado para llegar hasta algunas zonas del país y no han utilizado a la vuelta a la capital porque han optado por volver en avión (como hicimos nosotros cuando fuimos a Sainte Marie). En Tulear al parecer ocurre bastante, según nos contó nuestra amiga, aunque no es muy sencillo enterarse de las plazas libres. Normalmente lo mejor es ir a la estación de transportes de cada ciudad y preguntar directamente por esta opción. La verdad es que son mucho más confortables que los taxi brousse y, sobre todo, más rápidos.

    Al llegar a Ranohira, el pueblo más cercano al Parque Nacional Isalo en un principio nos dirigimos al Hotel Orchidée, porque fue el primero que vimos. Dejamos las cosas en la habitación y fuimos al restaurante a comer, pero el trato que tuvimos nos cabreó bastante y nos cobraron un plato que estaba incomible y que devolvimos a la cocina. Pagamos la cuenta, fuimos a recoger nuestras mochilas a la habitación y nos marchamos al hotel de al lado, Chez Berny, gestionado por un francés octogenario que nació y vivió toda su vida en Madagascar. Muy crack el señor y su bodega de mil y un tipos de ron caseros. La comida estupenda y el servicio también.

    Las visitas dentro del parque se suelen hacer siempre con un guía saliendo temprano por la mañana. Hay mucha competencia entre los guías, así que probablemente cuando lleguéis os tratarán de abordar. Una vez que tengáis a vuestro guía ya no vendrá ningún otro a tratar de quitarle los clientes. Se llega en coche hasta la entrada del parque y generalmente el guía suele encargarse del trámite de hablar con un taxista para llevaros y luego iros a recoger al final del día. Los guías suelen hablar inglés, francés e italiano, que nosotros sepamos.

    Isalo Day II (39)
    Con nuestro guía Papis

    Hicimos dos excursiones en el Parque Nacional de Isalo, aunque las opciones son múltiples. El primer día hicimos la excursión estándar pagando la entrada al parque y el correspondiente guía, Papis, un tío muy majete que hablaba italiano. Este parque es completamente recomendable. Durante la excursión se ven varios cambios de paisaje que muestran la riqueza de la isla y cómo parte de ella había estado bajo el mar durante muchos siglos.

    Después de las primeras horas de ruta se hace una parada en un merendero al que acuden muchos lémures a ver si consiguen unos restos de comida. Se puede contratar una excursión con comida y al llegar tenerlo todo preparado. Nosotros como somos de presupuesto limitado nos llevamos nuestro bocatas. Pudimos ver que la gente que había contratado la comida tenían unos platos muy apetitosos. Vimos dos especies distintas de lémures muy de cerca, ya que estaban muy acostumbrados a los humanos.

    Después de recargar energía seguimos explorando en parque, en zonas mucho más húmedas donde había pequeños laguitos y mucha más vegetación. La verdad es que todo lo que vimos en el parque era muy bonito. Nos comentaron que en época de lluvias algunas partes son inaccesibles, así que tenerlo en cuenta al planear la ruta en Madagascar. Quizá sea interesante acampar dentro del parque, nosotros no lo hicimos porque habíamos dejado todo el equipo de campaña en la casa del chico de Airbnb en Antananarivo.

    El segundo día visitamos otra zona, que no era parque nacional, sino de propiedad privada de Berny, que también merece la pena y es gratis para sus clientes (si no eres cliente te cobra 10.000 ariarys). Fuimos también con Papis aunque podríamos haber ido solos. Decidimos ir con él para no perdernos y porque nos había caído bien, ya que explicaba bastantes cosas de historia y de naturaleza. Isalo os va a encantar y es todo muy fácil de organizar