• Kenia,  Nairobi

    Qué ver en Nairobi

    Generalmente, las capitales africanas no pueden presumir de tener una gran oferta de actividades turísticas. Son lugares donde el viajero no permanece más de dos o tres días, ya que las cosas más interesantes se encuentran en otros puntos del país. En el caso de Nairobi, se puede conocer lo más importante en media jornada.

    Cuándo fuimos: Vivimos desde abril a noviembre 2015.

    Cómo llegar: La entrada se hará al aeropuerto Jomo Kenyatta. El trayecto hasta Nairobi será de entre media hora y una hora, dependiendo del tráfico. Se puede tomar un taxi particular o uno gestionado por una empresa en el aeropuerto, que es un poco más económico.

    Dónde alojarse: Nairobi es una ciudad enorme. Por la cercanía con los lugares de interés y la oferta de restaurantes, recomendamos que os alojéis en el barrio de Kilimani. No recomendamos el centro financiero ya que es un poco más peligroso.

    Qué hacer: Para quienes estén un único día en Nairobi, proponemos tres visitas imprescindibles: la casa museo de Karen Blixen, el orfanato de elefantes David Sheldrick Wildlife Trust, y el African Fund for Endangered Wildlife Kenya limited, también conocido como Giraffe Center. Para realizar compras os recomendamos el Masai Market los sábados, o el City Market, todos los días de la semana.

    Dónde comer: En Nairobi cada vez proliferan más restaurantes, con lo que es probable que esta información se quede desfasa. En cualquier caso, nos gustó mucho el restaurante etíope Habesha. Para los carnívoros está Fogo Gaucho, un brasileño donde comer diferentes carnes a la brasa en modo buffet. Otra de nuestras recomendaciones es Brew Bistro, que es restaurante y pub.


    Las visitas obligadas

    Orfanato de elefantes David Sheldrik Wildlife Trust

    Cómo llegar: Por cuenta propia quizá es un poco complicado, ya que no está en la entrada principal del Nairobi National Park, sino en una secundaria. Lo mejor es ir en taxi y negociar que espere para garantizarnos la vuelta, también complicada al estar en mitad de una autovía. La entrada son 500kshs (4,5€).

    El orfanato de elefantes nace con el objetivo de poder criar en cautividad a los elefantes huérfanos, bien porque sus madres han muerto o porque han sido abandonados. Es un lugar de bastante interés para los viajeros en Nairobi. Hay que saber que sólo se puede ver cómo alimentan a los elefantes y les dan un baño entre las 11 y las 12 de la mañana, y es recomendable ir entre semana, pues los fines de semana se llena de turistas. Los cuidadores explican cómo localizan a los elefantes y rinocerontes abandonados y el camino que siguen hasta que son devueltos a su hábitat. Incluso quien quiera financiar el proyecto puede apadrinar a un elefante por 50$ al año.

    Giraffe Centre African Fund for Endagered Wildlife Kenya limited

    Cómo llegar: En matatu desde Karen Rd hasta el cruce con la calle que lleva hasta el centro. Allí se puede coger una moto por 200 Kshs para recorrer los tres kilómetros de distancia. Desde allí se puede hacer el camino a la inversa para ir a la casa de Karen Blixen. La entrada son 1.000 kshs (9€).

    El ‘African Fund for Endangered Wildlife Kenya limited’ fue fundado en 1979 con el fin de crear una institución para proteger a las jirafas y convertirse en un centro de educación dónde las nuevas generaciones podían aprender sobre las costumbres de estos animales. El espacio consta de un gran terreno en el que habitan las jirafas, al que los visitantes no tiene acceso, y un pequeño espacio central donde se les puede alimentar y fotografiar. El precio de la entrada es para sostener el proyecto y hacerse la foto de rigor con alguna jirafa. Es bonito de ver y resulta divertido estar tan cerca de estos animales. Dentro hay una tienda con bonitos souvenirs a precios criminales.

    Karem Blixen Museum

    Cómo llegar: Por su proximidad, lo más conveniente es visitar la casa el mismo día que el Giraffe Center, ya que se encuentran relativamente cerca. Desde la estación de autobuses de Karen Road se puede coger un matatu que te deja en la misma puerta de entrada. La entrada cuesta 1.200 kshs (10€).

    La baronesa Karen Blixen, autora de ‘Memorias de África’, vivió a principios del siglo XX en la capital keniana, donde trató de desarrollar un ambicioso proyecto de producción de café que fracasó por encontrarse en un terreno que no era el más adecuado para éste producto. Blixen fue muy querida entre sus vecinos masais de la época, y ese recuerdo sigue estando en estima en Kenia, tanto que hasta tiene un barrio y una calle con su nombre. El museo data de 1912 y recoge todos los muebles y artículos que la escritora trajo consigo desde varias capitales europeas. La visita guiada es muy completa y sirve para conocer parte de la historia del país.


    Mercados de artesanía y ropa de segunda mano

    Masai Market: Es el principal mercado de artesanía de Nairobi donde se puede encontrar de todo: desde bisutería hasta cestos de mimbre o piezas de artesanía y para el hogar. Hay que estar pendiente de dónde se realiza cada día, ya que va cambiando. Los mejores puntos son los martes en la terraza del Prestige Mall (en Ngong Rd) y los sábados cerca del hotel Hilton y es cuando más comerciantes acoge.

    City Market: Mercado cubierto de artesanía, flores y comida situado en el centro de la ciudad. Mucho más tranquilo y menos agobiante que el Masai Market, donde los compradores tienen la posibilidad de ver con más tranuilidad los puestos y sin la insistencia continua de los vendedores para que compren cualquier cosa. Aunque haya precios fijos, se debe regatear. Localizado entre Muindi Mbingu Rd y Market Rd.

    Toi Market: Uno de los mayores mercados de ropa de segunda mano en África. Decenas de comerciantes venden a precios reducidos ropa y zapatos de Occidente. Se pueden encontrar muchos chollos rebuscando entre la ropa. Y si no se quiere comprar nada, al menos resulta muy pintoresco de ver. Se encuentra en el cruce entre Ngong Rd y Suna Rd, y llega hasta el slum de Kibera, el más grande de toda África.


    Parques  naturales

    Nairobi National Park. Únicamente para quién quitarse el gusanillo de ver de cerca a algún felino porque no ha realizado ningún safari. Su precio es de 50$ (45€) y quizá el nombre más correcto para denominarlo sería zoo en lugar de safari.

    Arboretum Forest. Es un bonito parque para dar un paseo o hacer un picnic de domingo. Pero hay que estar alerta, ya que hay bastantes monos al acecho de cualquier resto de comida. A veces se realizan actividades culturales como conciertos.

    Karura Park. Ideal para dar un paseo de varios kilómetros y poder hacer deporte o montar en bicicleta. Una de las rutas llega hasta una pequeña cascada. Genial para huir del agobio de la ciudad y tener contacto con la naturaleza. La entrada son 400 kshs (3,5€).