• Guía de Kenia,  Kenia

    Guía de Kenia

    Kenia es un destino multicultural y necesario en la lista de todo viajero en África Oriental. El impresionante Masai Mara, su asombrosa costa, y el legado de diferentes culturas hacen del país un primer destino en África en el que encontrar todas las experiencias en una sola. Os acercamos al país con esta guía de Kenia.  

    SEGURIDAD

    La seguridad en Kenia ha de tenerse en cuenta. No se debe visitar la parte fronteriza con Somalia por el riesgo de atentados del grupo Al Shabab. Así mismo el norte del país con la frontera con Etiopía es una zona desaconsejable para viajar. Para ampliar más información sobre la Seguridad, consultar la página del Ministerio de Exteriores español.

    VISADO Y CARNET DE CONDUCIR 

    Los ciudadanos españoles pueden conseguir un visado de turismo para estancias inferiores a 90 días a la llegada a Kenia en los aeropuertos principales así como a través de las principales fronteras terrestres. El visado cuesta 50$ si es de una única entrada y 100$ si es de entrada múltiple. Otras nacionalidades consultar.

    Desde hace unos años funciona una solicitud de visado on line a través de la web donde el solicitante debe registrarse y seguir distintos pasos dentro del apartado “Department of Immigration Services”. Es preciso contar con una foto y una copia del pasaporte escaneados, se paga con tarjeta de crédito o débito y el proceso de concesión puede tardar hasta una semana. Se enviará la confirmación al email que deberá llevarse impresa y mostrarlo a la llegada a Kenia.

    Se puede alquilar coche en Kenia pero no es un país sencillo para conducir, ya que las carreteras no están en buenas condiciones. Será necesario un carnet internacional. Se conduce por la izquierda. En general no se aconseja conducir sino utilizar avión o chófer.

    VACUNAS (Información del MAEC)

    Obligatorias: No hay vacunas obligatorias para los viajeros procedentes de España.  Se exige certificado de vacunación contra la Fiebre Amarilla a los viajeros procedentes de países o en los que se haya hecho escala con riesgo de transmisión de la fiebre amarilla.

    Recomendadas: Fiebre amarilla, hepatitis A y B, fiebre tifoidea, polio, tétanos-difteria y enfermedad meningocócica. También se recomienda tomar medidas profilácticas contra la malaria.

    CLIMA

    El clima de Kenia está clasificado como tropical. En comparación con el invierno, los veranos tienen mucha más lluvia. La temperatura promedio en Kenia es 25°C y la precipitación media aproximada es de 1485 mm.

    Hay cuatro estaciones claramente diferenciadas:

    · Dos estaciones secas (Diciembre-Marzo y Julio-Octubre). Temperaturas medias entre 20ºC y 34ºC durante el día, pero en algunas regiones se pueden superar los 40ºC.

    · Dos estaciones de lluvias (Abril-Junio y Noviembre-Diciembre). La primera es de lluvias más abundantes y la segunda de lluvias más moderadas.

    En la costa el clima es más cálido y húmedo, moderado por los vientos del monzón. En el desierto al noreste, un calor seco prevalece todo el tiempo, excepto en abril y mayo, cuando se producen pequeñas lluvias. Alrededor del lago Victoria el clima siempre es húmedo, con un poco menos de lluvias en enero y febrero, en la altas mesetas el clima es seco, caluroso y soleado con noches frías.

    En general, Kenia tiene climas muy diferentes entre sí. Desde junio hasta octubre o noviembre es buen momento para ir.

    CARRETERAS Y GASOLINERAS

    Como dijimos previamente, las carreteras de Kenia son bastante malas para conducir, especialmente el tramo entre Nairobi y Mombasa. Otros lugares no son tan complicados. Por ejemplo, la carretera desde Mombasa a Malindi es sencilla y está en buenas condiciones. Igualmente se puede ir en coche desde Nairobi a los lagos Naivasha y Nakuru, ya que esa carretera está en buenas condiciones. Gasolineras hay únicamente en las localidades con población.

    COMPRAS

    Kenia es la cuna de los mercados de todo tipo. En Nairobi hay varios mercadillos donde se puede encontrar artesanía, como el Masai Market o el City Market. El Toi Market, un mercado enorme de ropa de segunda mano también es interesante de visitar. Lamu es cuna de cultura swahili y hay piezas de artesanía muy interesantes, como tallados en madera. Precioso para llevarse un recuerdo.

    En Mombasa, Malindi y Watamu también se encontrarán muchos puestos de artesanía local. Se recomienda regatear, porque los precios suelen ser bastante elevados ya que saben que hay muchos turistas.

  • Kenia,  Ruta en Kenia

    Ruta en Kenia

    Nairobi será el punto de partida para recorrer un país en el que discurren hermosas costas, fértiles valles y hermosos parques naturales. La mayor parte de los visitantes llegan atraídos por los safaris, que no dejan a nadie indiferente. La costa keniana es otro enclave imprescindible. 

    Para llegar a Kenia, lo más económico es hacer un vuelo de ida y vuelta a Nairobi. Nos parece suficiente dar a Nairobi un día para ver sus tres atracciones principales, que se pueden ver en media jornada. Al Masai Mara se llegará en el transporte que os facilite la empresa de safaris que contratéis, saliendo casi siempre desde Nairobi y desde Mombasa, Malindi o Watamu en el caso de Tsavo East National Park.


    KENIA BÁSICA (10 DÍAS / 12 DÍAS)

    · Días 1 y 2. Nairobi. Llegada a Nairobi. En el aeropuerto habrá tour operadores ofreciéndoos una amplia variedad de safaris y también en la calle principal de Nairobi, Kenyatta Avenu. Recomendamos ese mismo día negociar el safari y dejarlo gestionado. Segundo día visita de la casa de Karen Blixen, el Orfanato de Elefantes y el Giraffe Centre.

    Más información sobre Nairobi.

    · Días 3-6. Safari en el Masai Mara. Es interesante la visita del primer día en el centro para negociar el safari si no lo habéis contratado previamente. Al safari se parte y regresa a Nairobi y el más básico es de tres días y dos noches. Vamos a suponer que contratáis uno de cuatro días y tres noches, para tener un día más de margen. En el día 6 llegaréis de nuevo a Nairobi por la tarde.

    · Días 7-10. Lamu. Si tenéis que decantaros por visitar un destino de playa nosotros os recomendamos Lamu, por su tradición y tranquilidad. Podéis ir en avión con la compañía JamboJet y conectar con el vuelo internacional el día de regreso dejando varias horas de margen. Como segunda opción playera, se puede hacer algún combinado entre Diani y Mombasa, o Mombasa y Watamu.

    Más información sobre Lamu. 

    · Si disponéis de más días y lo podéis cuadrar, sería interesante hacer dos noches en el Lago Naivasha. Lo ideal es hacerlo antes de partir hacia el Masai Mara mientras se hace tiempo para hacer el safari. Tendréis que hacer noche en Nairobi antes de salir al Masai Mara.


    KENIA BÁSICA Y LA COSTA (20 DÍAS)

    A la ruta anterior, de 10/11 noches entre Nairobi, el safari en Masai Mara y el Lago Naivasha, añadir una ruta de 10 días en la costa.

    · Día 11. Mombasa. Si sois aventureros y tenéis presupuesto low cost, el mismo día que se regresa del safari, y siempre que cuadren los horarios, podéis tomar un bus nocturno para ir a Mombasa. Si no, podéis tomar un avión al día siguiente por la mañana y visitar Mombasa ese mismo día.

    Más información sobre Mombasa.

    · Días 12-14. Watamu. Recomendamos tomar un matatu local para ir hasta Watamu, y estar allí hasta el día 14. El día 14 traslado a Malindi por la mañana, desde allí se podrá ir a la playa, pasar una noche en una discoteca y visitar uno de los mercados de artesanía más grandes de la costa. El día 15 tomad un vuelo de Jambo Jet para ir a Lamu.

    Más información sobre Watamu.

    · Días 16-20. Lamu. Misma propuesta que en el supuesto anterior.

  • Kenia,  Ruta en la costa de Kenia

    Ruta por la costa de Kenia

    Como vivimos una temporada en Nairobi, fuimos visitando los destinos más turísticos por separado. La ruta más larga fue en la costa de Kenia, donde viajamos durante agosto de 2015. Hicimos este viaje durante la temida época de lluvias y llovió en todos los destinos, aunque no afectó a la temperatura, que fue bastante buena. Por el día las lluvias duraban un par de horas, pero durante la noche sí que eran más constantes. 

    Todos los viajes que hicimos fueron en transporte público, a excepción de dos trayectos que hicimos en avión con la compañía JamboJet (Malindi-Lamu y Lamu-Nairobi). No recomendamos ir en autobús desde Malindi hasta Lamu al tratarse de una zona fronteriza con Somalia. Los autobuses en general son cómodos, aunque las carreteras son malas. Para los trayectos en matatu hay que ir con paciencia. 


    COSTA DE KENIA (30 DÍAS)

    · Diani (cuatro noches). Tomamos en Nairobi un autobús Modern Coast. (12 horas 1.800kshs en asientos VIP y 1.300kshs en economy). Hay autobuses por la mañana y por la noche y se suelen coger en Prestige Mall (en Ngong Rd). Cometimos el error de coger un autobús hasta Mombasa, cuando hay uno directo a Diani. Llegamos a Mombasa a las 6am y desde dónde nos dejó el autobús tomamos un matatu hasta el ferry. Al otro lado de la orilla que lleva hasta Diani, tomamos otro matatu hasta el cruce con la calle principal y desde allí un tuk-tuk hasta el backpackers. Todo tomó otras dos horas y fue un verdadero rollo. ¡Coged el autobús directo a Diani!

    Nos alojamos en South Coast Diani Backpackers, pagamos 35€ por dos noches en una habitación privada con baño, y otras dos noches estuvimos en el dorm, por 12€ por cama. Precio especial en el dorm por varias noches. No hay desayuno incluido y no siempre se puede utilizar la cocina. Por otra parte, los desayunos y comidas que preparan son muy abundantes y están buenas. Hay Wifi.

    Más información sobre Diani.

    · Mombasa – Mtwapa (tres noches). Hicimos el mismo recorrido desde Diani hasta Mombasa. Una vez allí, tomamos un autobús para ir a Mtwapa (a 20 kilómetros de Mombasa). Tardamos 2 horas en total.

    No nos alojamos en Mombasa, sino que hicimos couchsurfing en Mtwapa, y fuimos a pasar el día a Mombasa.

    Más información sobre Mombasa.

    ·  Kilifi (cinco noches): Tuvimos suerte de encontrar en la estación de matatus de Mtwapa a un coche que iba hasta Malindi. Así que pagamos  3,5€ por persona para ir en el coche compartido. Tardamos menos de 2 horas. Una vez en Kilifi tomamos un tuk-tuk que nos llevó hasta nuestro alojamiento.

    Nos alojamos en el Distant Relatives Ecolodge, donde hay varias opciones de alojamiento, desde tiendas de campaña de lona, cabañas para cuatro personas y habitaciones con o sin baño. La tienda de campaña cuesta 25€. Las duchas comunes son una pasada y están en plena naturaleza. Los precios no incluyen desayuno. Hay cocina común y restaurante. Hay WiFi en las zonas comunes pero es de pago.

    Más información de Kilifi.

    ·  Watamu (cinco noches): Tuk-tuk hasta la estación de matatus y matatu hasta el cruce de la carretera principal. Tuk-tuk desde la carretera principal hasta el destino. Una hora de trayecto más o menos entre todos los transportes.

    En Watamu hay múltiples opciones de alojamiento. Nosotros nos alojamos en el Complejo Peponi, en un apartamento privado de un señor italiano que se llama Roberto y pagamos 25€ la noche. Tenía todas las comodidades de un apartamento, pero entonces no había Wifi y la conexión 3g era mala.

    Más información de Watamu.

    · Malindi (tres noches): Fuimos desde Watamu a Malindi en tuk-tuk (también se puede ir en taxi o matatu). Tardamos 40 minutos y pagamos 5,5€ entre los dos. No recomendamos ir en tuk-tuk por la noche, ya que es una carretera por la que transitan camiones y no nos parece seguro. Desde Nairobi hay autobuses que van a Malindi.

    Nos alojamos en otro de los apartamentos de Roberto, Eden House, que nos mantuvo el mismo precio que en Watamu aunque costaba más. Un sitio precioso con todas las comodidades y una piscina increíble. Había Wifi en todo el complejo.

    Más información de Malindi.

    · Lamu (siete noches):Desde Malindi tomamos un avión de la compañía JamboJet hasta Lamu que duró 25 minutos. Tomamos la misma compañía para regresar de Lamu a Nairobi. No recomendamos hacer estas rutas por tierra.

    En Lamu nos alojamos en Jambo House. Guesthouse en Lamu town dirigida por Arnold, un alemán que lleva siete años en la isla. El precio de las habitaciones varía entre 10 y 15€. Pagamos 12€ por la habitación privada sin baño, pero con generoso desayuno. Si te quedas una semana, la última noche es gratis. Había WiFi en el restaurante. Si se busca una estancia playera, recomendamos buscar en la playa de Shela.

    Más información de Lamu.

  • Kenia,  Nairobi

    Qué ver en Nairobi

    Generalmente, las capitales africanas no pueden presumir de tener una gran oferta de actividades turísticas. Son lugares donde el viajero no permanece más de dos o tres días, ya que las cosas más interesantes se encuentran en otros puntos del país. En el caso de Nairobi, se puede conocer lo más importante en media jornada.

    Cuándo fuimos: Vivimos desde abril a noviembre 2015.

    Cómo llegar: La entrada se hará al aeropuerto Jomo Kenyatta. El trayecto hasta Nairobi será de entre media hora y una hora, dependiendo del tráfico. Se puede tomar un taxi particular o uno gestionado por una empresa en el aeropuerto, que es un poco más económico.

    Dónde alojarse: Nairobi es una ciudad enorme. Por la cercanía con los lugares de interés y la oferta de restaurantes, recomendamos que os alojéis en el barrio de Kilimani. No recomendamos el centro financiero ya que es un poco más peligroso.

    Qué hacer: Para quienes estén un único día en Nairobi, proponemos tres visitas imprescindibles: la casa museo de Karen Blixen, el orfanato de elefantes David Sheldrick Wildlife Trust, y el African Fund for Endangered Wildlife Kenya limited, también conocido como Giraffe Center. Para realizar compras os recomendamos el Masai Market los sábados, o el City Market, todos los días de la semana.

    Dónde comer: En Nairobi cada vez proliferan más restaurantes, con lo que es probable que esta información se quede desfasa. En cualquier caso, nos gustó mucho el restaurante etíope Habesha. Para los carnívoros está Fogo Gaucho, un brasileño donde comer diferentes carnes a la brasa en modo buffet. Otra de nuestras recomendaciones es Brew Bistro, que es restaurante y pub.


    Las visitas obligadas

    Orfanato de elefantes David Sheldrik Wildlife Trust

    Cómo llegar: Por cuenta propia quizá es un poco complicado, ya que no está en la entrada principal del Nairobi National Park, sino en una secundaria. Lo mejor es ir en taxi y negociar que espere para garantizarnos la vuelta, también complicada al estar en mitad de una autovía. La entrada son 500kshs (4,5€).

    El orfanato de elefantes nace con el objetivo de poder criar en cautividad a los elefantes huérfanos, bien porque sus madres han muerto o porque han sido abandonados. Es un lugar de bastante interés para los viajeros en Nairobi. Hay que saber que sólo se puede ver cómo alimentan a los elefantes y les dan un baño entre las 11 y las 12 de la mañana, y es recomendable ir entre semana, pues los fines de semana se llena de turistas. Los cuidadores explican cómo localizan a los elefantes y rinocerontes abandonados y el camino que siguen hasta que son devueltos a su hábitat. Incluso quien quiera financiar el proyecto puede apadrinar a un elefante por 50$ al año.

    Giraffe Centre African Fund for Endagered Wildlife Kenya limited

    Cómo llegar: En matatu desde Karen Rd hasta el cruce con la calle que lleva hasta el centro. Allí se puede coger una moto por 200 Kshs para recorrer los tres kilómetros de distancia. Desde allí se puede hacer el camino a la inversa para ir a la casa de Karen Blixen. La entrada son 1.000 kshs (9€).

    El ‘African Fund for Endangered Wildlife Kenya limited’ fue fundado en 1979 con el fin de crear una institución para proteger a las jirafas y convertirse en un centro de educación dónde las nuevas generaciones podían aprender sobre las costumbres de estos animales. El espacio consta de un gran terreno en el que habitan las jirafas, al que los visitantes no tiene acceso, y un pequeño espacio central donde se les puede alimentar y fotografiar. El precio de la entrada es para sostener el proyecto y hacerse la foto de rigor con alguna jirafa. Es bonito de ver y resulta divertido estar tan cerca de estos animales. Dentro hay una tienda con bonitos souvenirs a precios criminales.

    Karem Blixen Museum

    Cómo llegar: Por su proximidad, lo más conveniente es visitar la casa el mismo día que el Giraffe Center, ya que se encuentran relativamente cerca. Desde la estación de autobuses de Karen Road se puede coger un matatu que te deja en la misma puerta de entrada. La entrada cuesta 1.200 kshs (10€).

    La baronesa Karen Blixen, autora de ‘Memorias de África’, vivió a principios del siglo XX en la capital keniana, donde trató de desarrollar un ambicioso proyecto de producción de café que fracasó por encontrarse en un terreno que no era el más adecuado para éste producto. Blixen fue muy querida entre sus vecinos masais de la época, y ese recuerdo sigue estando en estima en Kenia, tanto que hasta tiene un barrio y una calle con su nombre. El museo data de 1912 y recoge todos los muebles y artículos que la escritora trajo consigo desde varias capitales europeas. La visita guiada es muy completa y sirve para conocer parte de la historia del país.


    Mercados de artesanía y ropa de segunda mano

    Masai Market: Es el principal mercado de artesanía de Nairobi donde se puede encontrar de todo: desde bisutería hasta cestos de mimbre o piezas de artesanía y para el hogar. Hay que estar pendiente de dónde se realiza cada día, ya que va cambiando. Los mejores puntos son los martes en la terraza del Prestige Mall (en Ngong Rd) y los sábados cerca del hotel Hilton y es cuando más comerciantes acoge.

    City Market: Mercado cubierto de artesanía, flores y comida situado en el centro de la ciudad. Mucho más tranquilo y menos agobiante que el Masai Market, donde los compradores tienen la posibilidad de ver con más tranuilidad los puestos y sin la insistencia continua de los vendedores para que compren cualquier cosa. Aunque haya precios fijos, se debe regatear. Localizado entre Muindi Mbingu Rd y Market Rd.

    Toi Market: Uno de los mayores mercados de ropa de segunda mano en África. Decenas de comerciantes venden a precios reducidos ropa y zapatos de Occidente. Se pueden encontrar muchos chollos rebuscando entre la ropa. Y si no se quiere comprar nada, al menos resulta muy pintoresco de ver. Se encuentra en el cruce entre Ngong Rd y Suna Rd, y llega hasta el slum de Kibera, el más grande de toda África.


    Parques  naturales

    Nairobi National Park. Únicamente para quién quitarse el gusanillo de ver de cerca a algún felino porque no ha realizado ningún safari. Su precio es de 50$ (45€) y quizá el nombre más correcto para denominarlo sería zoo en lugar de safari.

    Arboretum Forest. Es un bonito parque para dar un paseo o hacer un picnic de domingo. Pero hay que estar alerta, ya que hay bastantes monos al acecho de cualquier resto de comida. A veces se realizan actividades culturales como conciertos.

    Karura Park. Ideal para dar un paseo de varios kilómetros y poder hacer deporte o montar en bicicleta. Una de las rutas llega hasta una pequeña cascada. Genial para huir del agobio de la ciudad y tener contacto con la naturaleza. La entrada son 400 kshs (3,5€).

  • Diani,  Kenia

    Diani, donde pasean los camellos

    Diani es una de las playas más espectaculares de Kenia. Se puede llegar fácilmente en avión o en autobús desde Nairobi y, desde allí, se puede ir a otras ciudades de la costa como Mombasa o Malindi. El snorkel es espectacular. Aquí te mostramos qué ver y qué hacer en Diani. 

    Cuándo fuimos: Agosto 2015.

    Cómo llegar: Se puede llegar desde Nairobi en autobús con la empresa Modern Coast, y también vía aérea con JamboJet.

    Dónde alojarse: Hay múltiples opciones para todos los gustos. Multitud de casas de alquiler para quienes vayan en grupo, backpackers para mochileros y complejos hoteleros a pie de playa.

    Qué hacer: En Diani se pueden realizar múltiples actividades acuáticas, como snorkeling, diving, o kite surfing. Como en todos sitios, hay varios precios y opciones, dependiendo de si se contratan las actividades mediante una agencia, en el hotel/albergue o a alguien por la calle. La excursión a Wasini Island nos pareció espectacular.

    Dónde comer: Hay que degustar la cocina swahili, donde el coco es un elemento fundamental. Y aprovecharse del rico pescado y marisco que el mar ofrece.


    Nuestra experiencia

    Llegamos desde Nairobi en autobús. Nos confundimos y fuimos hasta Mombasa, y desde allí tomamos varios transportes hasta que llegamos. Nos quedamos dos noches en el lugar más económico que encontramos, el South Coast Backpackers. La habitación privada con baño costaba 35€ y el dorm 12€ por cama, sin desayuno incluido. La cocina está reservada al personal del backpackers, pero se puede cocinar si el staff no la está utilizando. Los desayunos y comidas que preparan son muy abundantes y están buenas. Hay Wifi. Tiene un gran jardín con piscina y un bar con múltiples cócteles, ambiente muy juvenil e internacional.

    La playa de Diani es bastante grande y muy bonita, aunque en agosto estaba plagada de algas. Índico puro con arena blanca que casi parece harina. Si embargo, si tu idea es pasar unos días tranquilos, éste no es tu lugar. Es imposible pasear sin que los beach boys(chicos que tratan de ganarse la vida vendiendo cualquier cosa en la playa) te aborden. Tampoco puedes quedarte tomando el sol en la arena, porque pasará lo mismo. Para eso hay múltiples hoteles en los que se puede comer o alquilar un par de hamacas durante todo el día. Quizá nuestra experiencia no fue del todo buena porque buscábamos relajarnos en la playa y encontramos un acoso y derribo permanente, por la ausencia de turistas y la necesidad de supervivencia.

    Nosotros hicimos una excursión de un día hasta Wasini Island y la conseguimos por 5.000 kshs (42€), con la comida incluida. Cuando se lo comentamos a la gente del Backpackers estaban muy sorprendidos de que hubiéramos regateado tanto, ya que lo habitual es pagar 6.500 kshs (55€). La excursión a Wasini Island merece la pena. Se toma un barquito hasta la isla para hacer snorkeling en los corales. Si hay suerte y es la época, (en nuestro caso no hubo suerte) se pueden ver delfines. Al haber una marea tan baja y un agua tan cristalina, durante el snorkeling ven muchísimos peces. Después de las actividades, nos llevaron a un restaurante local donde comimos cangrejo, pescado y arroz cocinado con coco. Un plato típico swahili.

  • Kenia,  Kilifi

    Kilifi, apacible turismo eco

    El Ecolodge de Kilifi es un lugar mágico en el que disfrutar de un fin de semana de relax dentro de unas instalaciones que respetan el medio ambiente. Pasear por la playa y visitar una comunidad local, son otros atractivos. Quédate a leer qué ver y qué hacer en Kilifi. 

    Cuándo fuimos: Agosto de 2015.

    Cómo llegar: Nosotros fuimos desde Mombasa. Imaginamos que hay posibilidad de llegar en autobús desde Nairobi.

    Dónde alojarse: No hay una gran oferta como en otras zonas playeras, ya que es una zona menos visitada. Uno de los lugares que más turistas recibe es el Distant Relatives Ecolodge.

    Qué hacer: Relajarse, pescar y pasear.

    Dónde comer: Nosotros preparamos nuestra comida en el Distant Relatives Ecolodge, que también tiene cocina y prepara platos diarios que hay que reservar con anterioridad. Todo estaba muy bueno.


    Nuestra experiencia

    Llegamos a Kilifi desde Mtwapa en un coche compartido. Nos quedamos cinco noches en el Distant Relatives Ecolodge, que tiene varias opciones de alojamiento, desde tiendas de campaña de lona, cabañas para cuatro personas y habitaciones con o sin baño. Las duchas comunes son una pasada en plena naturaleza. Los precios no incluyen desayuno. Hay cocina común y restaurante. Hay WiFi en las zonas comunes pero es de pago.

    Sin duda, lo mejor de fue el alojamiento, que nos dio unos días de tranquilidad realizando alguna actividad o simplemente estar en la piscina del backpackers leyendo. Nos quedamos cinco noches y en total dormimos en tres sitios distintos. Al principio reservamos una tienda de campaña, al ser la opción más barata, pero el tercer día nos pidieron que nos cambiásemos de tienda ya que tenían que hacer algunos arreglos en la que estábamos nosotros. No tenía mucho sentido tanta urgencia, pero hicimos lo que nos dijeron. El cuarto día por la tarde tuvimos una invasión de hormigas gigantes, con lo que nos trasladaron a una habitación privada al mismo precio. Toda una suerte, de no ser porque las dos noches en la nueva habitación tuvimos una visita a las cuatro de la mañana de un ratón de campo empeñado en comerse nuestro paquete de galletas.

    No podemos contar mucho sobre las actividades o las playas que ver en Kilifi ya que estuvimos la mayor parte de nuestra estancia en el Ecolodge y en la playa más cerca. Un día visitamos unas antiguas ruinas árabes, las Mnarani Ruins, donde también hay una granja de serpientes y tortugas. Después de pagar la entrada, 400kshs (3,5€), una guía local nos hizo un recorrido por ambos sitios bastante completo. Explicándonos las tradiciones de los árabes, desde cómo conseguían el agua, hasta las prácticas religiosas y los funerales. Es interesante, pero son mucho mejores las ruinas de Gede, en Watamu.

  • Kenia,  Mombasa

    Mombasa, cuna swahili

    La histórica Mombasa mantiene su herencia swahili intacta: olores únicos, frutos provenientes de Zanzíbar, numerosos gatos callejeros en busca de espinas de pescado que desechan los pescadores. Fue un puerto comercial bastante importante para los árabes hace varios siglos, y toda esa herencia se ha mantenido en la ciudad en forma de arquitectura y tradición culinaria. 

    Cuándo fuimos: Agosto 2015.

    Cómo llegar: Desde Nairobi se puede ir en autobús de la compañía Modern Coast y también con la aerolínea JamboJet.

    Dónde alojarse: Hay varios opciones de alojamiento, tanto en el centro como a pie de playa. Quizá sea más interesante alojarse en la playa.

    Qué hacer: Para recorrer el casco antiguo de Mombasa lo más habitual es contratar un guía desde Fort Jesus, que en un par de horas te hace el recorrido explicándote la historia de este importante puerto marítimo.

    Dónde comer: En la zona centro hay muchos restaurantes de cocina swahili, donde se utiliza mucho curry, muchas especias y mucho arroz de coco. En Mtwapa cenamos en un restaurante flotante muy bonito y lleno de turistas que se llama Moorings. Recomendamos el white snapper. En la playa de Nyali Beach tomamos una pizza que no estaba mal en el restaurante Yul’s.


    Nuestra experiencia

    Llegamos en autobús desde Diani. No nos alojamos directamente en Mombasa, sino que estuvimos en Mtwapa haciendo couchsurfing. La zona de Mtwapa es muy animada, con múltiples restaurantes y clubs locales en la calle principal. Se puede pasar el día en la playa local de Pirates, o Nyali beach, donde hay varios restaurantes pertenecientes a los hoteles.

    Los guías turísticos esperan a las afueras del Fort Jesus, construido por los portugueses en 1593. El tour fue de una hora y media por el casco histórico y el mercado de las especias. No hace falta más tiempo, y costó 500kshs (4€). No entramos en el fuerte porque el precio para no residentes era de 1.200kshs (10€) y nos parecía demasiado sin ser gran cosa, según nos dijo nuestro guía.

    El mercado central de las especias es muy bonito y hay muchos productos procedentes de India o Asia que no se encuentran en otras zonas de Kenia. Al final, nuestro guía nos llevó hasta un restaurante -de cuyo nombre no nos acordamos- que se encontraba en el centro histórico que fue un poco despropósito: el arroz de coco estaba agrio y todo el pescado perdió su sabor por la cantidad de curry que pusieron (pese a que pedimos que no pusieran nada de curry para tomar pescado de verdad).

  • Kenia,  Malindi y Watamu

    Por qué es mejor Watamu que Malindi

    Malindi y Watamu son dos enclaves elegidos por muchos italianos para realizar sus vacaciones. Si bien Malindi siempre ha sido el gran referente, Watamu, con sus restaurantes, tiendas locales y bonitas bahías, presenta una muy buena opción para unos días de relax en la playa. 

    Cuándo fuimos: Agosto 2015.

    Cómo llegar: A Malindi se puede llegar en avión desde Nairobi con la compañía JamboJet y también en autobús. Para llegar a Watamu habrá que ir a Malindi y tomar un taxi que en media hora te deja en el destino. Desde Mombasa el trayecto dura alrededor de dos horas.

    Dónde alojarse: Hay muchísima oferta hotelera y de casas de alquiler en ambos lugares.

    Qué hacer: Además de disfrutar de la playa, desde Watamu hay varias posibilidades para hacer snorkeling o buceo. También se pueden visitar las ruinas de Gede, un complejo de restos arqueológicos muy bien conservados.

    Dónde comer: Watamu tiene un bonito paseo donde hay varios puestos de artesanía y algunos restaurantes. No dejéis de tomaros una pizza y un Spritz en el restaurante Makuti.


    Nuestra experiencia

    Llegamos a Watamu en matatu desde Mombasa. Nos alojamos durante cinco noches en un apartamento privado que costaba 25€ la noche y era parte del Complejo Peponi. No había Wifi y la conexión 3g era mala. Desde allí fuimos a Malindi en tuk-tuk. Nos quedamos en Eden House, perteneciente al mismo dueño y por el mismo precio. El sitio era precioso y tenía una piscina increíble, además de Wifi.

    La llegada de un gran número de mafiosos en los años ochenta, convirtió a la costa keniana, y especialmente a Malindi, en un destino muy concurrido entre sus paisanos. Después de épocas de esplendor, hoy en día el turismo ha bajado muchísimo y múltiples negocios y restaurantes han tenido que cerrar. En general, estar en Malindi es como estar de vacaciones en Italia, ya que todo el mundo ha aprendido el idioma y se han producido muchos matrimonios mixtos. El centro de la ciudad no es gran cosa, pero tiene un gran mercado de artesanía muy interesante donde se puede adquirir cualquier producto. Las playas en general están bien y son muy animadas. Hay una isla llamada Jacaranda con un hotel propiedad de Flavio Briatore, conocida también como Sardegna Due. Nosotros no fuimos.

    En nuestra opinión, Watamu, a pocos kilómetros de Malindi es un lugar mucho más agradable para pasar unos días de vacaciones. Las playas son mucho mejores y más bonitas y las actividades que se pueden realizar son las mismas. Watamu se divide en tres bahías, estando la principal compuesta por diferentes islitas por las que pasear durante la baja mar. Así mismo hay un pueblo local junto a los innumerables alojamientos, con lo cual no se permanece aislado completamente del país que se ha ido a visitar. También hay varios talleres artesanales de sandalias que son bonitos de ver. Mucha oferta gastronómica en la calle principal y actividades acuáticas.

    Allí realizamos una excursión para hacer snorkeling en el Parque Nacional de Watamu (pagamos 3.500kshs cada uno, cerca de 30€) y la verdad es que fue un poco despropósito después de haber snorkeling en Wasimi Island en Diani. Tan sólo se visitaba una línea de corales, con lo que la aglomeración de buzos y barcos imposibilitaba ver el fondo marino. Además, y pese a que se trata de una parque nacional y como tal hay que pagar 2.000kshs de entrada (17€), no hay ningún control en el cuidado de los corales, y la gente los dañaba y cogía estrellas de mar sin ningún tipo de control.

    Otra de las excursiones que hicimos fue visitar las Ruinas de Gede, el mayor testigo histórico de la presencia árabe en Kenia. La entrada a las ruinas son 500kshs (4,5€) por persona, y después te tratan de convencer de tener un guía para poder visitarlas, el cual también hay que pagar. Nosotros nos cabreamos tanto que la mandamos a paseo y fuimos solos. Sin embargo, debido a que el sitio es bastante grande, quizá sea recomendable coger un guía para que explique un poco el contexto histórico. Pero no es indispensable.

     

  • Kenia,  Lamu

    Lamu, un pequeño Stone Town

    No es de extrañar que muchos digan que Lamu es muy parecido a Stone Town, pues ambos comparten herencia swahili. Allí el único medio de transporte son las piernas, los barcos o los asnos. Sólo hay dos vehículos a ruedas en la isla y pertenecen a la policía y a las urgencias médicas. Se trata de un gran destino de relax donde se puede disfrutar de una bonita playa, frutas exóticas y gente muy amable. 

    Cuándo fuimos: Agosto de 2015.

    Cómo llegar: Hay vuelos desde Nairobi y desde Malindi con la compañía JamboJet. No recomendamos ir por carretera al tratarse de una zona cercana a Somalia.

    Dónde alojarse: Os podéis alojar en el centro histórico, con múltiples comercios y restaurantes, o en la playa de Shela, de ambiente más tranquilo pero menos oferta de restaurantes.

    Qué hacer: Es recomendable pasar al menos cuatro noches. No te puedes ir sin recorrer el centro histórico, hacer una excursión de un día en dhow (embarcación swahili típica) y relajarte en la playa de Shela. También puedes realizar visitas en los alrededores y visitar algún proyecto de cooperación.

    Dónde comer: Alrededor del paseo marítimo hay varios restaurantes donde poder degustar platos swahilis. No dejéis de probar la pizza swahili, y los riquísimos zumos naturales. Recordad que al ser un área musulmana no se sirve alcohol. En una de las calles principales y paralelas al paseo marítimo a la izquierda del Fort hay una panadería con unos bollitos riquísimos.


    Nuestra experiencia

    Llegamos en avión desde Malindi y nos alojamos siete noches en Jambo House, una guesthouse dirigida por Arnold, un alemán que lleva siete años en la isla. El precio de las habitaciones varía entre 10€ y 15€. Se encuentra en Lamu town. Había WiFi en el restaurante. Pagamos 12€ por una habitación privada sin baño, pero con un generoso desayuno. Si te quedas una semana, la última noche es gratis.

    Durante mucho tiempo Lamu ha sido el lugar de vacaciones de famosos como Ernesto de Hannover, Meryl Streep o Jude Law. Sin embargo, el secuestro de varios turistas durante algunos meses de 2011 mientras se encontraban en la playa, provocó un abrupto descenso del turismo en la isla. El miedo se agravó en junio de 2014, cuando los yihadistas de Al Shabaab mataron a 60 personas en Mpeketoni, perteneciente a la provincia de Lamu. En nuestra experiencia, podemos decir que Lamu nos preció un lugar tranquilo y agradable.

    El primer día conocimos en el paseo marítimo a Babu, un guía local majísimo con quien hicimos varias actividades. Con él recorrimos el centro histórico en un par de horas, y nos llevó al Museo y el Fuerte de Lamu, (entrada conjunta por 500kshs, 4,5€).

    Otro día nos llevó a la aldea local de Matondoni. El trayecto es bastante duro: son dos horas andando bajo el sol por un camino de arena de playa. Allí visitamos una escuela y una vivienda locales, donde nos enseñaron cómo se prepara el arroz de coco. Después del pateo, decidimos regresar en barco hasta Lamu (pagamos unos 20€). Por último, hicimos una excursión de un día en un dhow, navegamos entre manglares y comimos a bordo un pescado acompañado de rico arroz al coco.

  • El Lago Naivasha,  Kenia

    Lago Naivasha

    El extenso Rift Valley fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 2011. Allí se pueden encontrar hermosos lagos que antiguamente eran cráteres activos. Tanto el Lago Naivasha como el Lago Nakuru son ideales para una escapada de fin de semana lejos del bullicioso Nairobi. 

    Cuándo fuimos: Septiembre de 2015.

    Cómo llegar: Desde Nairobi se puede ir en transporte público tomando un matatu (minubús local) desde la gasolinera cercana a Accra Rd por 200kshs (1,50€). El viaje dura una hora y media y termina en el centro de Naivasha. Desde allí hay que tomar otro matatu o moto para ir hasta la zona donde se encuentran los campsites y lodges.

    Dónde alojarse: Hay varias opciones, ya que por la zona se han desarrollado múltiples zonas de acampada y lodges, la mayoría de ellos a pie del lago, con lo que los precios varían según la opción. En general, los más conocidos son: Camp Carnelly’s, Crater Lake Camp, Fisherman’s Camp o Simba Lodge.

    Qué hacer: Dos o tres días en Naivasha son suficientes para hacer las actividades que propone la zona. Si tenéis coche o bicicleta, podéis visitar por libre el Parque Nacional Hell’s Gate (entrada 30$). También el Crater Lake Sanctuary (entrada 25$), si no tenéis coche los conductores os pedirán alrededor de 30$ por un día completo. Por último, podéis dar un paseo en barca para ver hipopótamos y flamencos (35$ la hora por bote).

    Dónde comer: Generalmente comerás en el mismo lugar en el que te alojes. En nuestro caso, el restaurante del Camp Carnelly’s era muy agradable y tenía buena comida.


    Nuestra experiencia

    Fuimos en matatu desde Nairobi y nos alojamos en Camp Carnelly’s, en una de sus habitaciones más básicas, limpia y con el baño fuera por la que pagamos 3.000kshs por noche (25€).

    Quizá no sea una de las zonas que más turismo atraiga en Kenia, ya que sus principales reclamos son los safaris o la bella costa del índico. Sin embargo, el Rift Valley es de gran belleza natural y el Lago Naivasha es una buena opción para pasar un par de días.

    La única actividad que hicimos fue visitar por libre el Parque Nacional Hell’s Gate, con unas bicicletas que alquilamos en el logde. Hicimos 26km en total y vimos animales como cebras, impalas y jabalíes. El trayecto es factible incluso si no montáis en bicicleta con frecuencia. Hay varios recorridos de diferentes kilómetros y una zona para hacer treking.  Tampoco necesitáis ir con un guía ya que está todo muy bien indicado. A dos kilómetros de la entrada principal del Hells Gate habrá un grupo de personas que alquilan bicicletas que os intentarán convencer de que es obligatorio y necesario llevar guía.