El equipo de camping

Antes de comprar el equipo de camping, preguntamos a nuestros amigos más informados en la materia cuáles era las mejores opciones. La mochila en sí misma es un calvario a las espaldas, con lo cual el primer requisito es que todo tenía que pesar lo mínimo posible. Y no es que las cosas ligeras sean baratas precisamente económicas. 

Como queríamos comodidad, buscamos también un equipo bueno y no reparamos en gastos. Los sacos de dormir son el modelo Ultralight confort entre 10°C y 15°C. Los compramos por Wallapop porque ahora mismo está descatalogado el modelo en Decathlon, además son bastante caros.

La tienda de campaña que compramos es el modelo QuickHiker Ultralight para tres personas. la verdad es que es muy ligera (2,6 kg) y muy fácil de montar. El interior es cómodo y resistente. Sobrevivió a una noche de lluvias torrenciales en la que no entró ni una gota de agua en el interior ni tampoco hubo ningún desperfecto.

Todo el equipo de camping es ultraligero.

 

En cuanto a las colchonetas hinchables, decidimos prescindir de las esterillas y utilizar algo más cómodo aunque pesara más. Nos compramos entonces dos aislantes (ya descatalogados) que ocupaban poco espacio y cuando los probamos en la tienda parecían cómodos. Pues bien, son lo cómodos que puede ser una colchoneta de aire. Catástrofe a la vista. La segunda noche una de las colchonetas se rompió, no por el uso sino porque tuvimos la mala suerte de que una navaja la atravesó. Cosas que pasan. La buena noticia es que nos encontraremos con dos amigos en unos días que vienen de Italia y traen una nueva, esta vez un modelo diferente parecido a este, más caro pero bastante más cómodo.